Premios Razón Abierta

Bases

Infórmese de las Bases Legales de los Premios Razón Abierta

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La vida científica e intelectual que corre por las venas de la Universidad actual tiene una nota dominante que es la racionalidad científica, que da por supuesto que es el único camino seguro para avanzar en el conocimiento cierto y en sus aplicaciones para el bien del hombre y de la sociedad. Y, ciertamente, una Universidad que se precie de serlo cuidará el rigor científico de su trabajo intelectual. Sin embargo, hay algo más.

Si la racionalidad científica se convierte en única forma de conocimiento cierto, se dejan fuera cuestiones vitales para el hombre. El sentido de la realidad, y de la ciencia misma no es objeto de las ciencias positivas sino de las Humanidades, de la Filosofía y de la Teología. Ensanchar los horizontes de la racionalidad científica es volver a poner en juego al hombre como sujeto y beneficiario de la ciencia. Esto lo sabe la Universidad desde sus inicios.

El verdadero e íntimo origen de la universidad está en el afán de conocimiento, que es propio del hombre. Quiere saber qué es todo lo que le rodea. Quiere la verdad. En este sentido, se puede decir que el impulso del que nació la universidad occidental fue el cuestionamiento de Sócrates.

Este premio quiere fomentar una Universidad que mantiene y desarrolla la sensibilidad por la verdad que anida en el corazón de todo alumno, profesor y miembro de esa comunidad universitaria para que, así, la razón no sucumba a la presión de los intereses y el atractivo de la utilidad como criterio último de validez.

Para mantener viva la sensibilidad por la verdad hay que volver a poner en juego al hombre entero, rescatando las preguntas existenciales de fondo que emergen de sus quehaceres particulares y también de todo quehacer científico. Al fin y al cabo, la ciencia es la respuesta al asombro de la realidad, de aquí la confluencia de estas preguntas humanas y la labor científica.

El premio Razón Abierta busca fomentar respuestas universitarias a estas preguntas:

Cuestión antropológica


En el fondo de toda asignatura que se imparte hay, en mayor o menor grado, una antropología, implícita o explícita. Esa visión del hombre marca profundamente todos los contenidos que se imparten. La pregunta de la cuestión antropológica puede expresarse así: ¿qué idea del hombre subyace en lo que se enseña o aprende? ¿Individualista o solidario? ¿Puramente histórico o abierto a la trascendencia? ¿Genéticamente predeterminado o capaz de libertad? ¿Qué tipo de hombre se construye con estos saberes? ¿Y de sociedad?

En esta cuestión, una antropología personalista y bíblica tiene mucho que aportar en el diálogo de las ciencias con la Filosofía y la Teología.

Cuestión epistemológica


En el fondo de toda asignatura que se imparte o se investiga yace una epistemología específica, hecha explícita o no. La cuestión epistemológica se expresa en una pregunta fundamental: ¿es verdad lo que enseño? ¿Cuál es el límite de mi ciencia y de mi método? Esa epistemología condiciona los contenidos y las metodologías, porque se posiciona ante la cuestión de la verdad y de la posibilidad de conocerla.

En esta cuestión, un renovado realismo epistemológico puede hacer una contribución definitiva de fundamentación y alcance.

Cuestión ética


La pregunta sobre la verdad y sobre el hombre remite a la cuestión de cómo se debe actuar. Tanto en el marco de mi hacer científico, como en sus aplicaciones tecnológicas, como en la conducción de mi existencia. En el fondo de toda asignatura existe una cuestión ética, mayor o menormente explicitada. Esa ética es la que apunta siempre a los fines de la ciencia que se imparte y de las consecuencias técnicas, culturales, sociales o personales que de ella se puedan derivar.

En la cuestión ética, la antropología personalista y la bíblica pueden tener una aportación decisiva.

Cuestión del sentido
En el corazón de todo profesor y alumno que forman la comunidad universitaria late una necesidad de sentido de su quehacer universitario, mayor o menormente explicitada. Las ciencias no tienen existencia en sí mismas, existen en la mente de cada científico y en el bien común de la comunidad científica, son del hombre y para el hombre, pueden asombrarlo, mejorar su vida o hacerle daño.
En la cuestión del sentido, penúltimo o último, la Filosofía y la Teología tienen una palabra significativa.

Estas cuestiones piden respuestas que superan la racionalidad científica y suponen la necesidad de un diálogo fecundo con la Filosofía y la Teología para no vivir de una razón autosuficiente ni aislarla de las raíces que le dan sentido . Llamamos enfoque o diálogo transdiscilinar a aquel que no sólo toma en cuenta la interdisciplinariedad de las ciencias entre sí, sino también su relación, mayor o menor, con la Filosofía y la Teología.

La síntesis de saberes como razón ampliada lograda
La especialización es una exigencia del método científico. La mirada del científico debe concentrarse en el fragmento de la realidad que le toca investigar, su trabajo intelectual tiene su método propio para avanzar en el conocimiento. Sin embargo, el fragmento necesita algo más para tener sentido en sí mismo y sentido para el hombre que lo investiga. Hace falta una síntesis que integre el fragmento en el todo.
Esta síntesis no puede ni debe ser una especie de resumen de lo que se sabe, sino más bien una apertura a un principio integrador, a algo profundo hacia lo que apunta toda parcela de conocimiento.
Epistemológicamente hablando, la ciencia particular se pone en diálogo transdisciplinar con la Filosofía o con la Teología como exigencia de las cuestiones de fondo que surgen de su saber particular. El resultado no es un híbrido que resulta de yuxtaponer conceptos filosóficos o teológicos al lado de los científicos. El resultado al que debe conducir es a la integración del conocimiento fragmentario en el todo del conjunto, esta síntesis bien puede entenderse como un pasar del saber a la sabiduría y del fenómeno al fundamento.

El resultado de la síntesis de saberes es una ciencia renovada puesto que los límites del propio método de conocimiento son superados sin que el rigor científico se vea afectado. La ciencia se enriquece iluminándose por el sentido que aporta un saber superior. El fragmento integrado en el todo es un fragmento más rico. Pero también la Filosofía y la Teología se enriquecen, puesto que en esa síntesis se aseguran de llegar a la vida del hombre y de no quedarse en conocimientos abstractos.

Este premio busca científicos, artistas, filósofos, teólogos que estén haciendo camino en ese diálogo transdisciplinar en las universidades.

OBJETO

La Universidad Francisco de Vitoria con colaboración de la Fundación Vaticana Joseph Ratzinger/ Benedicto XVI convoca los premios Razón Abierta cuyo objeto es reconocer e impulsar la innovación en la investigación científica y los programas académicos desde la propuesta que hace Benedicto XVI de ampliar los horizontes de la razón.


Esto implica trabajos transdisciplinares, tal y como se define el término en la Exposición de motivos, que muestren desde su área científica una apertura a un principio integrador. Para ello es necesario, no sólo el diálogo con otras ciencias, sino la relación con la filosofía y la teología, en aquel punto donde se encuentran las preguntas por un significado que la propia ciencia no puede satisfacer. Trabajos, en fin, que hayan cuestionado e incorporado explícitamente la reflexión sobre la antropología, epistemología, ética y sentido que hay en su ciencia particular, en las categorías de Investigación y Docencia, en cualquiera de estas áreas de conocimiento :

1. Ciencias Jurídicas, Económicas y Sociales

2. Ciencias de la Comunicación

3. Ciencias Biomédicas y de la Salud

4. Tecnologías de la Información y Arquitectura                                                                      

5. Humanidades, Filosofía y Teología


La categoría Investigación comprende publicaciones científicas que asuman el reto de abordar las preguntas antropológica, epistemológica, ética y del sentido de su ciencia o disciplina particular. Los trabajos deberán ser originales sin perjuicio de que puedan estar basados en investigaciones, creaciones o publicaciones anteriores, adaptadas en su presentación y justificación a la presente convocatoria.


La categoría Docencia comprende la presentación de Programas Académicos (syllabus, guías docentes, Planes de estudios, programaciones de comunidades docentes…) explicados en detalle de qué forma se integran, en la enseñanza de la ciencia o disciplina particular, las preguntas antropológica, epistemológica, ética y del sentido. Los trabajos presentados en esta categoría deberán ser originales y haber sido desarrollados en sus respectivas Instituciones, acompañados de una presentación y justificación que incluya una exposición de resultados o experiencias surgidas al implantar tal programación.

Además del trabajo, el participante deberá presentar un documento justificativo que explique de qué manera responde a la cuestión de la Razón Abierta.


Pueden aspirar a estos premios profesores e investigadores universitarios, a título individual o como grupo de trabajo (en este caso, se especificará el nombre del coordinador).

Se podrán presentar avalistas que respalden la categoría del trabajo y recorrido personal del candidato.

PREMIOS

1. Categoría Investigación
Se otorgarán 2 premios de 25.000 euros, en cualquiera de las áreas de conocimiento señaladas

2. Categoría Docencia
Se otorgarán 2 premios de 25.000 euros, en cualquiera de las áreas de conocimiento señaladas

Además, entre las obras no premiadas, se contemplará la posibilidad de publicar aquellas que el Tribunal juzgue de especial interés. 

PLAZOS

Se admitirán trabajos en dos lenguas: español e inglés.

La presentación de los trabajos se debe realizar a través de la propia web www.premiosrazonabierta.org en los apartados dentro de LOS PREMIOS, FORMULARIO DE SOLICITUD PARA INVESTIGACIÓN y FORMULARIO DE SOLICITUD PARA DOCENCIA, en los plazos previstos:

1 de octubre 2016: Fecha inicial de aceptación de trabajos

30 de abril 2017: último día de acceptacion de trabajos

31 de julio 2017: publicación de los premiados en www.premiosrazonabierta.org

CRITERIOS

Se valorará especialmente en la categoría Investigación:

1. Calidad, actualidad y rigor en el conocimiento de la ciencia específica
2. La visión transdisciplinar e integradora, que permita una auténtica unidad del saber
3. La solidez de la fundamentación antropológica, epistemológica, ética y del sentido
4. La amplitud de la bibliografía



Se valorará especialmente en la categoría Docencia:

1. Calidad, actualidad y rigor en el conocimiento de la ciencia específica
2. La visión transdisciplinar e integradora, que permita una auténtica unidad del saber
3. La solidez de la fundamentación antropológica, epistemológica, ética y de sentido
4. La amplitud de la bibliografía
5. La claridad del planteamiento de fondo y la adecuación pedagógica
6. La originalidad de las metodologías de enseñanza-aprendizaje propuestas

JURADO

El Jurado estará compuesto por siete miembros: cuatro doctores representantes de cada una de las áreas de conocimiento, un teólogo con experiencia como profesor en una Universidad civil, un representante de la Fundación Joseph Ratzinger-Benedicto XVI y el Rector de la Universidad Francisco de Vitoria, que actuarán como co-presidentes. Los miembros del Jurado serán nombrados por la Universidad Francisco de Vitoria, (con el visto bueno de la Fundación Joseph Ratzinger-Benedicto XVI).

El Jurado se pronunciará por mayoría de los votos emitidos.

Actuará como Secretario del Jurado, con voz pero sin voto, el Secretario General de la Universidad Francisco de Vitoria.

Los premios podrán declararse desiertos si, a juicio del Jurado, la calidad de las propuestas recibidas no alcanza el nivel exigido. En el caso de que esto ocurra, el Jurado se guarda el derecho de premiar un segundo trabajo de un área ya premiada.

Todos los concursantes renuncian de forma expresa a efectuar impugnación alguna del fallo del Premio.

CESIÓN DE DERECHOS DE EXPLOTACIÓN

Los derechos de explotación de la obra premiada, si no han sido cedidos a otra entidad con anterioridad a la participación en esta convocatoria, se cederán a la Universidad Francisco de Vitoria. Si ya han sido cedidos deberá indicarlo en el momento de la presentación. En este caso, las partes se remitirán a un posterior acuerdo entre el autor y la Universidad Francisco de Vitoria para el desarrollo o adaptación futura de la obra.


La cesión incluye los derechos de traducción reproducción, distribución, comunicación pública en todas sus modalidades, y transformación, incluidas las versiones electrónicas (entendiendo por tales aquellas que incluyan todo o parte de sus contenidos digitalizados, asociados o no a elementos multimedia), y/o audiolibro (entendiendo por tal cualquier fonograma que contenga una lectura de la obra, dramatizada o no), pudiendo reproducir, almacenar y distribuir copias totales o parciales en cualquier formato digital y soporte electrónico en su más amplio sentido, pudiendo transmitirla a través de Internet y otras redes informáticas y de telecomunicaciones y permitiendo a terceros su lectura (licencia on line, streaming, etc.), reproducción y/o almacenamiento permanente (download).


Los concursantes responden de la autoría y originalidad de su obra y del ejercicio pacífico de los derechos por la Universidad Francisco de Vitoria y la Fundación Joseph Ratzinger-Benedicto XVI, a quienes mantendrán indemnes y exentos de responsabilidad derivada de cualquier posible reclamación por parte de terceros (incluidas las entidades de gestión de derechos colectivos), relativa a los derechos de explotación sobre los trabajos aportados y a la cesión de dichos derechos operada en el presente documento, o basada en la infracción de cualquier derecho de propiedad intelectual o cualquier otra obligación de los participantes derivada de la ejecución del presente concurso. A este respecto, los participantes se hacen responsables frente a la Universidad Francisco de Vitoria y la Fundación Joseph Ratzinger-Benedicto XVI, de todas las cargas pecuniarias que pudieran derivarse para estos últimos a favor de terceros con motivo de acciones, reclamaciones o conflictos originados por el incumplimiento de las anteriores obligaciones.


Con la presentación de sus obras, los participantes manifiestan su aceptación y conformidad con las presentes bases.

PROTECCIÓN DE DATOS DE CARÁCTER PERSONAL

De acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, los datos personales de los participantes en el presente premio se incorporarán a un fichero responsabilidad de la Universidad Francisco de Vitoria con la finalidad de gestionar su participación en el mismo, promocionarlo, entregar los premios e invitarle a los eventos propios del mismo que puedan considerarse de su interés.

Los participantes podrán ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante solicitud remitida a la dirección de correo electrónico Info_arroba_premiosrazonabierta.org , acompañando fotocopia del DNI, NIE, o pasaporte.

Para cualquier consulta o duda contacte con la organización: Info_arroba_premiosrazonabierta.org 

¿Quiere obtener información
periódica?

Suscríbase y le mantendremos informado de las novedades sobre los Premios Razón Abierta.
Háganos llegar sus consultas

¿Cómo nos has conocido?

Los premios Razón Abierta quieren fomentar una Universidad que mantiene y desarrolla la sensibilidad por la verdad que anida en el corazón de todo alumno, profesor y miembro de esa comunidad universitaria.

La Fundación vaticana Joseph Ratzinger-Benedicto XVI tiene como objetivo promover el estudio de la Teología y el diálogo Teología-cultura en el seno de la sociedad actual. Junto a la Universidad Francisco de Vitoria promueve también los Premios Razón Abierta.